Panacur FT – Antiparasitario para Terneros

Antiparasitario bovino contra la coccidiosis y verminosis

Protege el futuro de tu negocio al fortalecer la salud de tu rebaño. Controla y combate la Coccidiosis y Verminosis en una sola dosis.

Estrategias para el control de la coccidiosis en terneros

Coccidiosis bovina: ¿Cuál es la mejor estrategia de control de la enfermedad en terneros? 

La coccidiosis bovina, también conocida como eimeriosis, es una enfermedad gastrointestinal causada por protozoos del género Eimeira, siendo Eimeria bovis y Eimeria zuernii las especies más patógenas. Entendida como una de las enfermedades más comunes en los terneros lecheros, esta afecta predominantemente a animales de entre tres semanas y seis meses, provocando síntomas como diarreas y mala absorción de nutrientes. El cuadro clínico de la coccidiosis también puede incluir deshidratación, pérdida de peso, letargo y fiebre, y todos estos daños a la salud animal están directamente relacionados con una caída en el rendimiento productivo. El impacto de la coccidiosis hasta un año después de la infección en animales que han sobrevivido incluso a diarreas sanguinolentas, puede ser en promedio de 22 a 27 Kg respecto a los no infectados, afectando el desempeño reproductivo y productivo en la edad adulta. Esto hace que los veterinarios busquen la mejor estrategia de control de la enfermedad, principalmente porque la coccidiosis en terneros puede provocar la muerte.  

Ternero con coccidiosis bovina
La coccidiosis bovina afecta predominantemente a los terneros, los que pueden sufrir síntomas de diarrea y malabsorción de nutrientes 

Coccidiosis bovina: ¿Cómo tratarla? 

Según el médico veterinario Daniel Rodrigues, una vez que se detecta un caso de coccidiosis en el rebaño, la mejor forma de prevenir la contaminación de otros terneros es tratar a todos los animales del rebaño. Esta sería la estrategia de control metafiláctica, sin embargo, el problema se puede manejar de forma preventiva “cuando la finca tiene antecedentes del problema y realiza el tratamiento antes de que se presenten los síntomas clínicos”, explica el especialista. 

La práctica terapéutica se realiza con fármacos que actúan contra las coccidias, como el toltrazuril. “Estos productos actúan en diferentes localizaciones de Eimeria spp, dependiendo de la clase farmacológica del fármaco. En el caso de Toltrazuril, actúa interfiriendo con la cadena respiratoria (mitocondrial) y con la síntesis de ADN de Eimeria spp”, explica Rodrigues. Con este remedio para la coccidiosis en terneros, es posible suprimir el desarrollo del ciclo de vida de los coccidios, estimular el sistema inmunológico del animal y prevenir la diarrea asociada con la infección. 

Simultáneamente, el control de factores de riesgo como la humedad y la acumulación de materia orgánica es fundamental para prevenir nuevos casos de coccidiosis bovina. Esto se debe a que, según Rodrigues, “la infección de los rumiantes se produce por la ingestión de ooquistes esporulados junto con agua y alimentos contaminados con heces”. Y para que los ooquistes esporulen en la fase exógena, la humedad es un factor determinante. 

La incidencia de coccidiosis en terneros es mayor en la época de lluvias y en los sistemas de cría intensiva 

Si bien la eimeriosis en bovinos puede ocurrir durante todo el año, los períodos con altas precipitaciones están más relacionados con el aumento de casos. Daniel Rodrigues señala factores que explican esta asociación: “La temporada de lluvias está relacionada con la incidencia de diarreas en regiones con relieve irregular que provocan la recolección de agua de lluvia que contiene heces contaminadas del pasto. Y en la ganadería de carne, durante este período, hay una concentración de animales jóvenes debido a la temporada de apareamiento. Por lo tanto, tenemos los factores del desafío ambiental y la presencia de animales susceptibles concentrados en el mismo período, lo que genera una mayor incidencia de coccidiosis”. 

Este aumento de casos de coccidiosis bovina es aún más frecuente, precoz y severo en la cría intensiva de terneros de leche, argumenta el médico veterinario, lo que estaría relacionado con las instalaciones y utensilios utilizados en la cría: “Esto es de gran importancia en la epidemiología de la coccidiosis. Los bebederos y comederos que se contaminan fácilmente con heces favorecen la aparición de la enfermedad. Observaciones prácticas y experimentales indican que las principales fuentes de infección de los bovinos con coccidios son los lugares sombreados y húmedos, como los adyacentes a bebederos o lechos sucios y húmedos”.

Impacto económico de la coccidiosis en la ganadería

En Colombia la presencia de Eimeria Spp., en animales menores de un año es de 75.46%, encontrándose trece diferentes especies, donde se destaca E. bovis y E. zuernii, ocasionando pérdidas significativas en la producción, que afectan negativamente la rentabilidad del negocio ganadero. 

Dicho esto, podemos concluir que el control de la enfermedad en los terneros depende de medidas para evitar la contaminación por ooquistes esporulados, como la eliminación de superficies húmedas en las instalaciones y la limpieza adecuada de las heces de los terneros. Además, el tratamiento con medicamentos para la coccidiosis en terneros es esencial para prevenir el ciclo de vida del protozoo e inhibir los síntomas asociados con la infección gastrointestinal. Esta combinación de estrategias es fundamental para garantizar el bienestar animal de los bovinos y prevenir las pérdidas asociadas a la caída de la productividad animal provocada por la coccidiosis. 

* Daniel de Castro Rodrigues es graduado en Medicina Veterinaria de la Universidad Federal de Uberlândia y posee una maestría en Medicina Veterinaria de la Universidade Estadual Paulista Júlio de Mesquita Filho. MSD Salud Animal Brasil. 
** Nelson Moreno es graduado de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de los Llanos Orientales. MSD Salud Animal Colombia. 

Suspensión oral 

Número Reg. ICA: 10762-MV 

Presentación: Frasco en PEAD por 250 mL y 1L. 

Antiparasitario bovino doble acción Panacur FT

Presentación:

Frasco en PEAD por 250 mL y 1L.

Contraindicaciones/Advertencias/Precauciones:

Uso veterinario. Manténgase fuera del alcance de los niños y animales domésticos. Venta bajo fórmula del Médico Veterinario. No usar en caso de hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Después de abrir, el producto debe usarse dentro de un período máximo de noventa (90) días. 

Indicaciones:

En terneros para el tratamiento y control de la eimeriosis, causada por las principales especies de Eimeria: E. bovis, E. zuernii, E. alabamensis, E. canadensis, E. ellipsoidalis, E. bukidnonensis, E. subspherica, E. pellita, E. brasiliensis, E. cylindrica, E. wyomingensis y E. auburnensis. Tratamiento y control de los principales nemátodos gastrointestinales, tales como: Haemonchus placei (adulto y L4), Cooperia pectinata, Cooperia spatulata, Trichostrongylus axei, Oesophagostomum radiatum, Trichuris discolor y Cooperia punctata. 

Composición:

Cada 100 mL de solución oral contienen: Toltrazuril 7.5 g Fenbendazol 2.5 g. 

Forma farmacéutica:

Suspensión oral.